Saltar navegación e ir al contenido principal



Consejos de ahorro energético para Particulares

Ahorre en la factura de luz y de gas al contratar lo que más le conviene en función de su consumo.

  • Ahorre en los costos de iluminación: Reduzca la intensidad luminosa para ahorrar

    Reduzca la intensidad luminosa para ahorrar

    Qué hacer: Reemplace los interruptores de luz normales con reductores de intensidad de luz (dimmers).

    Cómo hacerlo: Los reductores de intensidad de luz caben en las mismas cajas de conexiones de pared que los interruptores que reemplazan, y se conectan a los mismos cables eléctricos. Todos los reductores de intensidad de luz vienen con instrucciones de instalación. Lea las instrucciones para decidir si puede realizar la instalación por sí solo. Si no, llame a un electricista autorizado para realizar la labor.

    Cómo ahorra: Los reductores de intensidad de luz le permiten graduar el nivel de iluminación de las bombillas para ajustarse a distintas necesidades. Cuando las luces se utilizan a menos de su intensidad máxima, usted ahorra energía.

  • Apague las luces automáticamente

    Qué hacer: Reemplace los interruptores normales con sensores de movimiento.

    Cómo hacerlo: Los sensores de movimiento caben en las mismas cajas de conexiones de pared que los interruptores que reemplazan, y se conectan a los mismos cables eléctricos. Todos los sensores de movimiento vienen con instrucciones de instalación. Lea las instrucciones para decidir si puede realizar la instalación por sí solo. Si no, llame a un electricista autorizado para realizar la labor.

    Cómo ahorra: En cada vivienda, a veces se dejan encendidas las luces cuando no se necesitan. Los sensores de movimiento verifican la presencia de personas en un cuarto. Cuando alguien entra en el cuarto, las luces se encienden automáticamente. Si no hay nadie en el cuarto, el dispositivo apaga las luces automáticamente para así no iluminar un cuarto que está desocupado.

  • La alta tecnología significa un alto nivel de eficiencia

    Qué hacer: Reemplace las bombillas incandescentes normales con nuevas bombillas fluorescentes compactas.

    Cómo hacerlo: Simplemente reemplace las bombillas incandescentes normales en los portalámparas existentes.

    Cómo ahorra: Las bombillas fluorescentes compactas dan la misma cantidad de luz que las bombillas normales que reemplazan, pero consumen entre un 40 y un 60 por ciento menos energía.

  • Los relojes automáticos ahorran

    Qué hacer: Utilice relojes automáticos para encender y apagar las luces cuando no está en casa.

    Cómo hacerlo: Algunos relojes automáticos permiten enchufar lámparas directamente en ellos y encienden y apagan la lámpara según su horario. Otro tipo de reloj automático reemplaza los interruptores normales de pared y controla las lámparas de techo. Seleccione el tipo que prefiera.

    Cómo ahorra: El dejar las luces encendidas cuando no está en casa es un gasto de energía. Un reloj automático puede encender y apagar las luces cuando está fuera. Esto ahorra energía y aumenta la seguridad de la casa.

  • La iluminación adecuada

    Qué hacer: Utilice bombillas de menor vatiaje siempre que pueda.

    Cómo hacerlo: Compre bombillas de 25 ó 40 vatios para los lugares donde necesita un poco de luz, pero no demasiada. Algunos ejemplos incluyen armarios, despensas y luces decorativas. Utilice bombillas de mayor intensidad en las áreas de lectura y trabajo.

    Cómo ahorra: El vatiaje no es una medida de la intensidad de iluminación, sino del consumo de energía. Cuanto menor sea el vatiaje, menor será el consumo de energía.

    En Soltec Asesores apostamos por la tecnología como método de ahorro. Genere su propia energía mediante la instalación de aerogeneradores o placas fotovoltaicas, ya sea en instalaciones aisladas o con conexión a la red.

    En un país energéticamente dependiente como es el nuestro, el futuro a medio plazo es este tipo de consumo energético basado en instalaciones de autoconsumo y microredes.

    Hay que tener en cuenta que desde que se genera energía en una central nuclear, eólica, solar, hidroeléctrica, térmica, etc. hasta que llega al consumidor se pierde un 10% (que paga el consumidor, claro).

    La eficiencia es generar nuestra propia energía. En Soltec Asesores disponemos de todo este tipo de tecnología, evaluamos la instalación necesaria y hacemos presupuesto sin compromiso.

Consejos para ahorrar en los distintos electrodomésticos

  • Recomendaciones para ahorrar electricidad en tu hogar.

    Todos podemos: Cambiar los comportamientos diarios para que sean más sostenibles con el medio ambiente con respecto al consumo de energía, cambiando los dispositivos y sistemas.

    Hacer una cuidada selección de los electrodomésticos, calderas y aires acondicionados, tomando en consideración la información del etiquetado y comprando los más eficientes.

    Mejorar la eficiencia energética en calefacciones y sistemas de aire acondicionado de la vivienda y del edificio en total. "Evitar los derroches innecesarios y consumir energía de forma más eficiente, bien sea a través de un cambio de hábitos o bien mediante el uso de equipamientos de menor consumo, son la esencia de esta nueva cultura energética necesaria para lograr un futuro más sostenible."

  • Consejo practico nº 1 - Como ahorrar en casa. Uso de la calefacción

    Es fundamental mantener la temperatura de confort y considerar que no todas las estancias requieren la misma temperatura. Aislar bien las ventanas y puertas de la vivienda, si es posible, instalar dobles ventanas o doble acristalamiento (la mitad de la energía necesaria para calentar una casa escapa por puertas y ventanas mal aisladas).

    Durante las horas de sol, mantener las persianas y cortinas abiertas para favorecer la entrada de luz y calor. Cierre las persianas y cortinas por la noche: evitará importantes pérdidas de calor.

    No encender la calefacción hasta que se haya ventilado la casa (abrir las ventanas durante diez minutos es higiénicamente suficiente para la renovación del aire).

    Las calderas de condensación son recomendables por sus ventajas energéticas y medioambientales. Los radiadores diseñados para emitir el calor a través de ellos son energéticamente más eficaces. Los reguladores / programadores son muy convenientes para el mejor funcionamiento de la caldera.

    Mantener la temperatura en torno a los 18-22º C en invierno, mediante un termostato, es suficiente para el confort doméstico (por cada grado de aumento de la temperatura el consumo de energía se incrementa en un 7%).

    Para aquellos casos en los que la vivienda esté vacía durante un número elevado de horas, es interesante considerar la sustitución del termostato normal por otro programable, en el que se pueden fijar las temperaturas en diferentes franjas horarias e incluso para fines de semana o días especiales.

    Apagar los radiadores de las estancias que no se utilizan, además, la instalación de válvulas termostáticas en los radiadores, permite mantener distintas temperaturas en las diferentes estancias de acuerdo al uso de las mismas.

    No cubrir los radiadores con muebles, cortinas, etc. Es aconsejable añadir aislamiento entre la superficie de calefacción y el muro exterior, debido a las mayores temperaturas que se alcanzarán en esa zona. Utilizar ventiladores de techo a baja velocidad, en sentido inverso al utilizado en verano, para hacer circular el aire caliente.

  • Consejo practico nº 2 - Como ahorrar en casa. Uso del aire acondicionado

    Hay sistemas preferibles a la utilización del aire acondicionado, como la instalación de toldos, persianas o cortinas que protejan la casa de los rayos del sol y la utilización de ventiladores de techo en las estancias.

    También se recomienda ventilar la casa durante la noche y evitar la entrada de calor durante las horas más cálidas del día. Siguiendo estos simples consejos, se puede evitar el sobrecalentamiento de la casa en verano, reduciendo el consumo de energía y el gasto.

    En caso de que sea imprescindible su uso, además de los consejos anteriores, se recomienda: Usar el aire acondicionado sólo cuando sea estrictamente necesario (el consumo de energía de uno de estos aparatos durante una hora en un apartamento de tamaño medio, alcanza 2-3 kWh). Instalar aparatos de Clase A, ya que son más eficientes en términos de funcionamiento y ahorro de energía; son recomendables los modelos equipados con un inversor que ajusta el motor del sistema a las variaciones de temperatura de la estancia.

    Deshumidificar mejor que refrescar el aire (no se consigue una baja temperatura pero se mejora el equilibrio entre la temperatura y la humedad del aire, mitigando la sensación de calor).

    En general, fijar una temperatura de 24-26º C es suficiente. Fijando una temperatura que sea 5-6 grados más baja que la temperatura exterior, se evitan los cambios bruscos de temperatura que no son saludables, teniendo cuidado de no dirigir el chorro de aire frío hacia los usuarios.

    Limpiar de forma regular los filtros del aire para evitar o mitigar la polución creada por el polvo, polen, ácaros, etc. No tapar las entradas y salidas de aire del aparato, ya que es la zona donde se encuentran los filtros. En el exterior, evite colocar los aparatos cerca de fuentes de calor o que estén expuestos directamente a los rayos del sol.

    Las ventanas y puertas deben estar cerradas mientras el aire acondicionado esté encendido, para facilitar el enfriamiento de las estancias y evitar el gasto de energía.

  • Consejo practico nº 3 - Como ahorrar en casa. Uso de la iluminación

    Aprovechar al máximo la iluminación natural. Apagar las luces cuando no se utilicen las estancias. Los colores claros en paredes y techos permiten aprovechar al máximo la luz natural para reducir el nivel de iluminación artificial.

    La limpieza periódica de las lámparas y luminarias permite aumentar la luminosidad sin aumentar la potencia. La iluminación puede perder su efectividad si las lámparas están con polvo. Es importante mantener limpias las bombillas aumentando así su claridad.

    Según se vayan estropeando, sustituya las lámparas incandescentes por lámparas de bajo consumo, ahorran hasta un 80% de energía y duran más, manteniendo el mismo nivel de iluminación; sustituya primero aquellas que permanecen encendidas durante más tiempo. Las lámparas electrónicas duran más y consumen menos que las lámparas de bajo consumo convencionales, se distinguen principalmente por el peso, las convencionales suelen pesar más de 400 g. y las electrónicas alrededor de 100 g. Además, las lámparas electrónicas, permiten mayor número de encendidos y apagados.

    Adapte la iluminación a sus necesidades, dando preferencia a la iluminación localizada, además de ahorrar energía conseguirá ambientes más confortables. Usar interruptores independientes para iluminar sólo la zona necesaria.

    Coloque reguladores de intensidad luminosa de tipo electrónico. Use fluorescentes donde necesite más luz durante muchas horas (ej. en la cocina). En zonas comunes (vestíbulos, garajes, etc.), es conveniente colocar detectores de presencia o interruptores temporizados, de forma que la luz se apague y se encienda automáticamente cuando sea necesario.

  • Consejo practico nº 4 - Como ahorrar en casa. Uso de la lavadora

    Cuando se estropee, sustituya la lavadora vieja por una nueva de Clase A, estos modelos consumen la mitad de energía que los antiguos. Antes de comprar una lavadora nueva, lea atentamente el etiquetado de consumo de energía, que indica además de la clase de eficiencia, el consumo de energía por ciclo de lavado (expresado en kWh/ciclo) y elija un modelo de bajo consumo.

    Utilice la lavadora sólo a carga total, si no, utilice la función de media carga. Opte por programas de lavado en frío o a baja temperatura (30º), los detergentes disponibles en el mercado garantizan excelentes resultados de lavado a cualquier temperatura.

  • Consejo practico nº 5 - Como ahorrar en casa. Uso del lavavajillas

    Cuando se estropee, considere la posibilidad de sustituir el lavavajillas viejo, por uno de Clase A, los nuevos modelos utilizan la mitad de la energía que los antiguos. Lea atentamente la etiqueta de consumo de energía para informarse de cuánta energía (expresada en kWh/ciclo) y agua consume (indicado en litros por cada ciclo de lavado) y elija el modelo más eficiente.

    Utilice el lavavajillas solamente a carga completa; si no, utilice el ciclo rápido de lavado, así se puede someter a un prelavado. Si la vajilla no está muy sucia, use el ciclo de lavado económico utilizando solo el ciclo de lavado intenso para cacerolas, sartenes y vajillas muy sucias.

    Aclare la vajilla antes de colocarla en el lavavajillas y cárguela correctamente para que no entorpezca el giro del brazo giratorio de lavado. Seleccione temperaturas del agua no demasiado altas, fijando el control en 50º C, utilizando temperaturas altas sólo cuando la vajilla esté especialmente sucia.

    Evite el uso del programa de secado; abriendo la puerta y dejando una buena ventilación, puede obtener los mismos resultados ahorrando un 45% de energía. Desenchufe el lavavajillas y cierre la entrada de agua cuando el aparato esté mucho tiempo sin utilizar.

  • Consejo practico nº 6 - Como ahorrar en casa. Uso del horno

    Hornos eléctricos: Los hornos eléctricos de ventilación son preferibles a los tradicionales, porque provocan la circulación de aire caliente inmediatamente, manteniendo una temperatura homogénea dentro del horno y reduciendo el consumo de energía; como tienen ventilación interna, es posible cocinar diferentes comidas al mismo tiempo, ahorrando tiempo y energía.

    Mientras se cocina, sólo se debe abrir la puerta del horno cuando sea estrictamente necesario, ya que al abrir la puerta se pierde calor y por tanto consume más energía. Usar la función de precalentado sólo cuando la receta lo requiera. Apagar el horno unos minutos antes de terminar de cocinar para aprovechar el calor residual.

    Desenchufar el horno y limpiarlo después de cada uso, usando sólo detergentes apropiados, preferiblemente cuando esté templado para facilitar la limpieza.

    Hornos Microondas: Sugerimos el uso del microondas cuando la comida lo permita: los hornos microondas consumen la mitad de la energía que los hornos tradicionales porque cocinan más rápido y no necesitan precalentado (el tiempo de cocción se reduce en un 25%).

    Los hornos microondas preservan todas las propiedades nutritivas de los alimentos y están indicados para descongelar rápidamente los alimentos congelados, pero no se deben utilizar para cualquier clase de alimento.

    Utilice siempre envases transparentes a las ondas (cristal, porcelana, cerámica, etc.) y no utilice nunca envases de metal.

  • Consejo practico nº 7 - Como ahorrar en casa. Uso de agua caliente

    Los sistemas con acumulación de agua caliente son más eficientes que los sistemas de producción instantánea y sin acumulación. Es muy importante que los depósitos acumuladores y las tuberías de distribución de agua caliente estén bien aislados.

    Racionalice el consumo de agua. No deje los grifos abiertos inútilmente (en el lavado, en el afeitado, en el cepillado de dientes). Una ducha consume del orden de cuatro veces menos agua y energía que un baño. Téngalo en cuenta.

    Evite goteos y fugas de los grifos. El simple goteo del grifo del lavabo significa una pérdida de 100 litros de agua al mes. Existen en el mercado cabezales de ducha de bajo consumo que permiten un aseo cómodo, gastando la mitad de agua y, por tanto, de energía. En los grifos se pueden colocar reductores de caudal (aireadores).

    Los reguladores de temperatura con termostato, principalmente para la ducha, pueden suponer un ahorro de entre un 4% y un 6% de energía.Una temperatura entre 30 °C y 35 °C es más que suficiente para tener una sensación de comodidad para el aseo personal.

    Si un cuarto de baño, o cocina, todavía tiene grifos independientes para el agua caliente y el agua fría, cámbielos por un único grifo de mezcla (monomando). Los sistemas de doble pulsador o de descarga parcial para la cisterna del inodoro ahorran una gran cantidad de agua.